Recamará pequeña

Las habitaciones pequeñas son muy comunes en la actualidad, por lo que, si es tu caso, es de suma importancia poner atención a una serie de detalles que van a ayudarte a mejorar el aprovechamiento del espacio disponible, así como la apariencia de la estancia, para optimizar el uso completo del lugar  y sea un deleite tanto visual como funcional.

Limitarte a paredes de color claro para aumentar el volumen del dormitorio visualmente, obteniendo un resultado insípido no es la única salida a este problema: hay una gran cantidad de opciones disponibles que puedes aplicar según sea tu gusto personal, todo bajo ciertas reglas y condiciones que en conjunto darán exactamente el resultado que esperas.

Quizá no sea posible ampliar físicamente la estancia, sin embargo te puedes valer de varios trucos para ampliar ópticamente la habitación. Los muebles multifuncionales para ahorrar espacio al máximo, luz, estampados, colores… la decoración para recámaras pequeñas es todo un arte, ¡solo necesitas obtener las claves correctas para lograrlo!

La mejor manera de distribuir un cuarto pequeño

Si estás pensando cuál sería la mejor manera de aprovechar el espacio disponible en un cuarto de pequeñas dimensiones, debes saber que seguir las paredes es la mejor elección: al concentrarse todos los muebles contra las paredes, el centro logrará estar despejado, creando una sensación de amplitud al instante.

Puedes también procurar que los objetos grandes y llamativos de uso diario estén fuera de la vista, para construir una imagen limpia que ayude a la apariencia profunda y amplia, magnificando al instante el lugar y proporcionando una sensación de paz al estar presenciando orden.

Aprovechar al máximo el espacio por debajo de la cama y de otros muebles es buena idea, ya que no estás ocupando espacio de más que pudiera dar la sensación de desorden y los elementos se mantienen fuera de la vista. Los muebles con cajoneras extras serán una bendición y tus mejores aliados habitando espacios pequeños, así que ¡esos son los que deberás buscar siempre!

Aprovecha el espacio al máximo

Cuando el espacio es escaso no podemos desaprovechar ni un centímetro: para lograr esto podemos valernos de los llamados muebles multifuncionales: un ejemplo de muebles para ahorrar espacio; ellos son las bases de cama armadas con muchas cajoneras, las cuales nos permitirán guardar lo que necesitemos ahí dentro teniéndolo siempre a la mano, en orden y fuera de la vista, ayudando a una apariencia limpia y ordenada, lo cual automáticamente mejorará la percepción del espacio. Hay incluso bases de cama más sofisticadas que permiten, mediante un mecanismo especial, elevar la cama para descubrir todo un closet ¡debajo del colchón! De esta manera evitarás el uso de cómodas, cajoneras, estantes y clósets para solo levantar tu cama y tener a la mano toda tu ropa, zapatos y accesorios.

 Los muebles plegables para almacenar que se ubican empotrados a la pared son otra opción válida, ya que existen algunos que puedes desdoblar para convertirlos en escritorio. Cuando no lo estés usando simplemente debes levantarlo para que vuelva a colocarse contra la pared, sin ocupar espacio en el acto. Los burós flotantes entran en esta categoría, ahorrando espacio en gran medida y haciendo más práctico tu entorno. Ambas opciones pueden estar adicionadas con tiras de luces led para aumentar al 100% el buen estilo en el diseño de recámara pequeña.

Las cabeceras con estantes y lugares de almacenaje incluidos, son una opción más para evitar  agregar estanterías o muebles que pudieran restarle espacio al cuarto, y tener a la mano tus libros o elementos esenciales en todo momento.

Si la habitación es compartida lo mejor será considerar la opción de usar litera. Va a funcionar perfectamente para salvar el máximo espacio posible, al mismo tiempo de que se puede conseguir alguna con diseño especial que permita almacenar o incluso añadir un escritorio para hacer las tareas, todo en la misma estructura. La decoración para cuartos pequeños puede llegar a ser un arte en las manos correctas.

Espejos: tu mejor aliado para ampliar.

El empleo de espejos de la recámara es una clave importante en la decoración de cuartos pequeños para aumentar la sensación de espacio en cualquier estancia siempre será la luminosidad. Los espejos pueden ayudarnos a completar esta apariencia, reflejando y potenciando la luz recibida en la habitación colocándolo en el lugar estratégico que vaya mejor según la distribución de mobiliario.

Los espejos verticales decorativos en la puerta del closet cumplen con dos finalidades: brindar luz al entorno potenciando la sensación de anchura en el cuarto, y al mismo tiempo ahorrar espacio, colocándolo en este sitio para dejar las paredes lo más desnudas posible, mejorando la apariencia completamente. Recuerda que uno o varios espejos bien colocados siempre añadirán elegancia y buen estilo a cualquier lugar.

Ejemplo de lo anterior es colocar un espejo muy alto detrás de algún mueble o de alguna fuente de luz también maximiza el efecto de amplitud, proyectando un mayor espacio en la habitación casi mágicamente.

Si el espejo se coloca cerca o frente a una ventana, en caso de que contemos con alguna, parecerá que se ha duplicado al presentar su reflejo claramente ante nuestros ojos, lo cual será una ilusión óptica muy especial que crecerá el dormitorio en tu percepción.

Cuadros pequeños de espejo crearán sutilmente una decoración suave con la capacidad de aumentar el espacio alrededor. Se pueden colocar en algún patrón en específico o simplemente colocarse uno en seguida del otro a lo largo y ancho de la pared.

¿Cómo decorar las paredes en la habitación pequeña?

Un clásico para este tipo de condiciones es el pintar las paredes de blanco. Este color hará que se absorba lo más posible de la luz recibida lo cual magnificará visualmente el entorno. Es la manera más segura, sencilla y elegante de lograr tu cometido, el toque de color o personalidad se puede agregar posteriormente con detalles tales como mantas, accesorios o incluso plantas.

Sin embargo, hay algunas otras opciones que no están de más mencionar, para ampliar el repertorio de posibilidades a la hora de planear la decoración de cuartos pequeños:

Papel tapiz: es posible agregar vida y estilo a la habitación mediante diseños impresos que vayan bien con la finalidad de dar volumen al espacio. Los relieves son importantes en los diseños del papel. A esto se le conoce como efecto de profundidad y expansión. Lo mejor es elegirlos en colores claros patrones pequeños y texturas en relieve para añadir este efecto y así maximizar el espacio disponible.
Elevar visualmente el techo: esto se puede lograr con peleles tapiz o diseños de pintura verticales que alarguen la pared. De esta forma visualmente el espacio se verá agrandado.
Iluminación. La iluminación juega un papel esencial para lograr la amplitud de la zona, por lo que contar con ventanas grandes favorecerá bastante de manera visual al pequeño cuarto. Sin embargo, si esto no es posible en tu caso particular, armar el cuarto con la mejor iluminación clara potente y muy clara va a reflejar perfectamente los trucos mencionados anteriormente en el diseño de las paredes, por lo que el cuarto parecerá ser más grande de lo que en realidad es.
Decoración minimalista. Independientemente del estilo que hayas elegido para el interior, el hecho de que el cuarto se vea recogido y tenga la menor cantidad de elemento a la vista otorgará una sensación de agrandamiento. Esto aunado a muebles con diseños sobrios, o incluso mesas con patas delegadas, aumentará favorablemente este efecto. Puedes añadir los rasgos minimalistas más importantes a casi cualquier estilo decorativo, lo cual será una magnífica ayuda para ti. Cada elemento mencionado lo puedes adquirir fácilmente en línea,  a precios baratos que te sorprenderán. Solo necesitas decidirte: arma tu habitación pequeña con todo lo necesario para que luzca impecable siempre.
Ir arriba