Recámara para bebe

La espera de nuestro bebé es un periodo dulce lleno de cambios, adaptaciones y sobre todo dudas: ¿qué tipo de muebles debemos incluir en su espacio de bienvenida al mundo?, ¿cómo podemos decorarlo?

Es muy importante tener en cuenta todos los elementos que tenemos que incluir para la creación de la habitación de bebé, si decidimos comprar online también debemos asegurarnos de que la adquisición sea suficiente para cubrir las necesidades de nuestro pequeño, ya que en este espacio pasará gran parte del tiempo sin olvidarnos que la elección no debe estar fuera de nuestro alcance económico ¡podemos elegir inteligentemente y ahorrar un poco eligiendo opciones de calidad y baratas!

Otro tema de importancia será la calidad de la iluminación natural y artificial del dormitorio, la elección del tipo de cunas para bebé, la decoración. No permitamos que este proceso sea estresante para nosotros sino todo lo contrario: ¡hagamos de la bienvenida de nuestro bebé una tierna aventura!

La importancia de la habitación del bebé, ¿cómo elegirla?

Las necesidades de seguridad y comodidad de nuestro bebé son primordiales, debemos de adecuar el espacio elegido para él o ella de manera que su seguridad y comodidad vayan primero que cualquier otra cosa.

Las dimensiones de las recámaras para bebés siempre pueden variar según el tamaño de la casa, pero debemos estar seguros de que la iluminación natural sea abundante para el sano desarrollo del pequeño, sin embargo, en caso de no ser posible, se puede optimizar el espacio con colores claros que reflejen y aprovechen al máximo la luz que pueda entrar a la habitación.

Otro factor importante es la posición que el cuarto tenga en el hogar, y también los materiales con los que esté construido, ya que dependiendo de esto podremos asegurarnos que no sea ni muy caluroso ni muy frío, y también que no esté muy lejos de la habitación de sus padres para que de esta manera no batallemos mucho con la atención que debemos darle a lo largo del día y por las noches.

Elementos que no pueden faltar en el dormitorio de tu bebé.

La practicidad, durabilidad y accesibilidad son tres aspectos esenciales a la hora de la elección de muebles para el cuarto del bebé.

Podemos hacer una elección inteligente de elementos para la habitación de nuestro bebé recién nacido, asegurándonos que dichos elementos serán de utilidad para él a través de los años. Muebles prácticos y convertibles son una excelente opción: al momento de buscar cunas para bebés podemos ir por una cuna convertible en cama que nos ahorrará algunos pesos a nuestro bolsillo, ya que en el momento que nuestro pequeño necesite no será necesario hacer el cambio de mobiliario.

Los protectores de cuna son otro elemento relevante, para preservar la seguridad del pequeño a la hora de dormir, evitándole golpes que podrían ocurrir con el movimiento al momento de tomar sus siestas.

El mueble cambiador de bebé es otra necesidad básica, tener un lugar destinado únicamente como su cambiador evitará futuros desastres y manchas en las colchas, aparte de que será un cómodo lugar para nuestro bebé. A esto podemos añadir algún juguete colgante para que el momento de cambiarlo, o vestirlo, sea más entretenido para él. En múltiples ocasiones las mamás optan por tener la tina para bañar al bebe dentro de la habitación, y existen muchos modelos de tina con cambiador integrado muy prácticos, lo cuales pueden ser una excelente opción para espacios reducidos.

En cuanto a la organización de su ropita y juguetes, podemos elegir una gran variedad de cómodas para bebes, entre las cuales, si lo que necesitamos es ahorro de espacio y practicidad, podemos elegir una cómoda cambiador de bebé, donde en el mismo espacio podemos tener a la mano su ropita y pañales al mismo tiempo que lo cambiamos o lo vestimos.

Pequeños organizadores para mantener los accesorios de uso diario del bebé se pueden implementar incluso con diseños llamativos y bonitos que van a proporcionar una vista bonita y contribuirán a crear la atmósfera acogedora que queremos brindarle a nuestro hijo.

La primera cama del bebé ¿qué opciones son las mejores?

Para elegir cunas para bebé nos encontramos con una variedad de opciones distintas según las preferencias debido al espacio que tengamos disponible en la habitación y las demandas de nuestro pequeño.

  • La llamada cuna colecho, es una elección ideal para los primeros meses del bebé. Son camas prácticas y pequeñas destinadas a bebés de pocos meses, que nos van a permitir tener contacto con nuestro hijo al lado de nuestra cama, sin incomodidades para los padres, ya que cada quién contará con su propio sitio. Se pueden sujetar a la cama de los padres y acomodar la altura según se requiera.
  • El moisés para bebés facilita también el contacto con la madre y facilita la lactancia nocturna. Es ideal para   bebés recién nacidos, que será de utilidad hasta el cuarto o sexto mes de vida y puede estar ubicado en el cuarto de los padres debió a su pequeño tamaño.
  • Si nuestra necesidad está relacionada con el movimiento constante, ya sea por viajes u otras cuestiones, la practicuna resultará ser lo que necesitamos. Debido a su ligereza y practicidad, puede ser transportada fácilmente a donde se necesite llevar y puede ser desmontada también para ahorrar espacio cada que sea necesario. Es una cuna de viaje que resolverá muchos apuros en padres que necesiten estar trasladándose constantemente. También con este fin se recomienda la llamada cuna corral, que nos va a permitir un fácil traslado de esta debido a que es plegable y muy ligera.

Iluminación en el cuarto para bebé

La iluminación es muy importante en esta etapa de nuestro hijo. Es recomendable que la luz natural entre en todo su esplendor a su habitación y llene de luz cada rincón. Grandes ventanas protegidas con mosquiteros serían ideales, o en caso de ser posible un amplio ventanal, cuidando ubicar la cuna del bebé en un lugar estratégico para que no reciba directamente corrientes de aire fuertes. No obstante, por la noche las fuentes de luz requeridas serán por lo menos dos: luz general y alguna luz auxiliar.

La luz general deberá ser preferentemente en tono cálido, proporcionado una iluminación fuerte y total para la habitación. Las luces auxiliares pueden ubicarse en lugares estratégicos, por ejemplo, cerca del cambiador, o a un lado de donde duerme el bebé para que se mantenga encendida durante la noche proporcionando una luz tenue que le dará seguridad y un sueño reparador al mismo tiempo. Estos son elementos que serán de utilidad desde este momento en adelante, así que una buena inversión en ellos es una idea sabia.

Los mejores colores para pintar la recámara del bebé

El concepto de iluminación va con la mano de la elección de colores de la habitación, ya que dependiendo de estos se maximiza o se minimiza el efecto de la luz natural. En el caso de los más pequeños este aspecto es muy importante, entonces siempre se van a recomendar usar colores claros con detalles vibrantes que reflejen bien la iluminación, aparte de que dan un plus de efecto de amplitud.

Los colores claros tales como el blanco, o los colores pastel, o incluso tonos crudos pueden ser acompañados de diseños creativos con colores llamativos para darles vida, y que no vuelvan la habitación del bebé en un lugar monótono a la vista.

Independientemente del sexo del bebé, los colores naturales como el blanco roto, crudo, beige claro, tonos piedra, lino o perla son tonalidades que darán tranquilidad sumada a una sensación acogedora para el cuarto, especialmente si se trata de una habitación pequeña.

Los colores considerados fríos como el azul o tonalidades similares darán la impresión de reducción de espacio, en contraste a los colores cálidos y claros que dan la impresión de agregar amplitud extra a la habitación. Así que estos elementos son importantes para tener en mente al momento de la elección de colores según el espacio con el que contemos.

¿Cómo decorar la habitación del bebé?

Dentro de las últimas tendencias en habitaciones de bebés, podemos ver que en el mercado hay gran variedad de mobiliario y accesorios de madera y de mimbre que generan sensaciones de bienestar relacionadas con la naturaleza y que reflejan un estilo elegante sin perder el confort. Cunas de madera que evocan imágenes de antaño y proporcionan calidez al espacio. El mimbre por su parte es un material muy ligero que facilita su transportación y las labores de limpieza en la habitación al poder moverlos con facilidad.

Los estímulos visuales juegan un papel básico en sus primeras etapas de vida, así que objetos visualmente atractivos aparte de estímulos táctiles son importante añadirlos a su entorno. Aquí entran los móviles, que generalmente incluyen estímulos sonoros, que se pueden ubicar en su cuna, o en el corralito de juegos. Peluches de diversas formas y colores son bonitos detalles a añadir estratégicamente alrededor de la habitación, siempre y cuando sean seguros y ninguno tenga materiales o piezas que pueda ponerlos en riesgo. Papeles tapiz con ilustraciones infantiles llamativas son opciones igualmente válidas, todo de acuerdo al gusto de los padres, pero siempre procurando que sean elementos que favorezcan estímulos saludables para el desarrollo de sus sentidos.

Ir arriba