Decoración Rústica

Espacio acogedor, tranquilidad en comunión con la naturaleza, maderas, tonos cálidos y rudeza en la estética de los elementos: estamos hablando claramente del estilo rústico.

En intento de escapar a la monotonía de la ciudad, podemos acondicionar la decoración de recámara con rasgos artesanales para tener nuestro pequeño santuario natural en medio de la modernidad y el caos. ¿A quién no le gustaría llegar a casa después de un día pesado, y cambiar completamente de aires en su propio hogar?

La elección de los materiales y los colores son esenciales para poder convertir nuestro espacio en un cálido y acogedor recinto en total sintonía con la naturaleza, evocando el ambiente puro del campo.

Características esenciales de la decoración rústica

 La decoración estilo rústico se origina por el empleo de muebles pesados de madera fuerte, decoración con aspecto bastante fuerte y rudo que en conjunto con otros elementos refleja la naturalidad con la que viven las personas en el campo y zonas rurales.

Para poder lograr este estilo decorativo, debemos tener en cuenta que al elegir cada elemento necesitamos mantenernos dentro de las tonalidades cálidas y procurar que nuestros muebles sean de materiales naturales. La madera en tonos oscuros es un material básico, paredes de ladrillos al descubierto o revestidas de madera, nos llevarán a un mundo acogedor lejos del estrés de la ciudad ¡dentro de nuestro propio hogar!

En cuanto a la gama de colores, los tonos marrones son los mejores: el caoba y canela para otros detalles en la habitación, darán una sensación de profundidad cautivante.

Aunque lo ideal será tener paredes de piedra, ladrillo o incluso madera, muchas veces esto no será posible en algunos hogares. Sin embargo, también se pueden acondicionar las paredes con pintura blanca que va perfecto con la decoración de interiores rústicos y muchos estilos más. Las paredes blancas son increíblemente versátiles ya sea para aligerar el espacio o para crear motivos sobre ellas.

Los mejores muebles y piezas del estilo rústico

Principalmente, la selección será de elementos constituidos de madera, piedra, barro y sin olvidarnos de las fibras naturales, para la decoración del dormitorio. Comenzando por acondicionar la entrada del dormitorio con la apariencia de una puerta antigua de madera, vamos poco a poco armando con cada elemento que se suma, el resultado que buscamos.

Podemos encontrar gran variedad de muebles de madera para acondicionar nuestro espacio. Se puede optar por las maderas oscuras, pero otras tonalidades son igualmente usadas en dormitorios rústicos.

Los muebles artesanales serán los primeros en la lista: las lámparas rústicas de madera pueden ir en perfecta armonía sobre nuestras mesas de dormir.  Los tonos elegidos entre la cama, la cabecera y la zona de almacenaje (clóset, cajoneras, armarios) que ocuparán gran parte del espacio, deberán estar en los mismos tonos, combinando diseños entre sí.

Los tonos que evocan a la tierra deben combinarse en armonía con tonalidades cálidas pero oscuras en las paredes y oros elementos en el cuarto: naranjas, rojos, cafés.

Si te gusta la aventura, y tienes los conocimientos y herramientas en casa, ¡tú mismo puedes crear algunos detalles! Utilizando madera, o partes de tronco de árbol en bruto, puedes confeccionar desde pequeños objetos ornamentales hasta estantes, mesas, bancos… ¡da rienda suelta a tu imaginación!

Para detalles que añaden personalidad podemos considerar incorporar cuadros acordes a la recámara rústica. En este caso aconsejamos poner cuadros de paisajes, bosques o animales.

Ramos de flores secas serán un toque especial que irá acordé a la atmósfera que deseamos crear.

Estilos de decoración que puedes mezclar con lo rústico

Para poder mezclar el estilo rústico con otros debemos considerar combinar los que puedan coincidir en rasgos y sean amigables con el estilo que tomaremos como base.

Rústico y bohemio: Una manera de lograr un estilo rústico suave es combinarlo con el bohemio. Aquí la clave está en los textiles. Añadir detalles románticos y relajados con mantas y cojines tejidos, colgantes de macramé con borlas e incluso añadiéndoles brillos relajará el aspecto de la habitación. Añadir plantas y elementos hechos con mimbre como un taburete también dará ese toque bohemio.
Rústico e industrial: Para lograr está combinación debemos añadir elementos de detalles fuertes, como el metal. Podemos cambiar pequeños detalles de nuestra habitación; quizá cambiando nuestras lámparas colgantes rústicas por unas de herrería, paredes aparentes o reales de ladrillo desnudo, maderas sin acabados. El punto aquí es que la rudeza del cuarto rústico se complemente con la crudeza del estilo industrial, y tendremos un dormitorio visualmente fuerte y elegante. Colores clave: Blanco, negro, gris, beige, azules oscuros y grisáceos.
Rústico y moderno: En este caso podemos darle un poco de realce actual a nuestro espacio rústico con elementos clásicos y prácticos buscando el equilibrio y aumentando la frescura del ambiente.
Eliminando la pesadez del estilo rústico con elementos más sencillos podemos optar por maderas claras en lugar de las oscuras y también añadiendo colores a las paredes más cercanos al blanco, jugando con motivos en tonos intensos. El blanco y la madera hará que visualmente sea más suave y ganaremos un dúo moderno e iluminado. ¡Relajando el estilo moderno y suavizando el estilo rústico, está combinación dará mucha armonía y paz a tu dormitorio!

Muebles de madera: algunas ideas y cuidados.

Tanto comprando en línea buscando artículos bonitos y baratos, como haciéndolos tú mismo por poco dinero, puedes sacar el máximo provecho a este material y lograr al mismo tiempo un lugar de descanso con mucho estilo.

En el mercado podemos encontrar lámparas colgantes o de pie rústicas hechas de madera muy elegantes.

Puedes cuidar el ahorro de espacio en la habitación optando por una cabecera que cuente con de almacenaje y estanterías en la parte superior: puedes ubicar libros o artículos decorativos que tú desees en ellas, aportando una vista hermosa cuidando el aprovechamiento del espacio en caso de que tengas una recámara pequeña.

Tú mismo puedes crear algunos elementos ornamentales que completarán la apariencia rústica en tu dormitorio. Dependiendo del espacio con el que cuentes, puedes hacer detalles con madera para las paredes, e inclusive arreglos florales con una parte de tronco. Crear piezas como mesas de noche será para los más taimados, pero sin duda te sorprenderá lo barato que podría resultarte y lo fácil que lo podrías lograr.

Sin embargo, nunca debes olvidar los cuidados que debes darle a estos materiales para que perduren mucho tiempo. Tanto a pisos como a muebles, debemos saber los tips y trucos que ayudarán a mantener tus elementos de madera brillantes y suaves.

Puedes comprar limpiadores especiales para madera, sin embargo, si no te resultan suficientemente accesible en algún momento puedes hacer algunas mezclas con ingredientes que tienes en casa: el uso de vinagre y agua es un ejemplo.

  • Diluyendo tres cucharadas de agua con una taza de vinagre puedes hacer una mezcla con la que humedeciendo un paño puedes dar limpieza a la madera, limpiando al final con un paño seco el exceso.
  • Puedes crear una seda natural con un poco de aceite de oliva, mitad de taza de agua y mitad de vinagre. Mezclaras todos los elementos y con el líquido resultante debes frotar el mueble de madera, dejándolo actuar durante unos 30 minutos. Al final con un paño seco se puede retirar el exceso del preparado de la superficie y podrás notar un brillo espectacular y sobre todo tu pieza de madera quedará muy suave.

Ventajas De La Decoración Rústica

Espacios armoniosos y relajantes.
Puede ser versátil: se presta muy bien a combinar con otros estilos.
Puedes crear tus piezas decorativas a bajo costo.
Puedes crear elementos desde la reutilización y adaptación de muebles viejos.
El estilo rústico te permitirá contar con un espacio relajante y diferente a la modernidad de la ciudad de la que muchas veces queremos apartar.
Ir arriba