Decoración Nórdica

En los países nórdicos, existe la gran necesidad de aumentar el efecto de la iluminación por los periodos prolongados de oscuridad que atraviesan en el invierno; por esta razón imperan los tonos pastel, claros y la iluminación abundante para maximizar la poca luz disponible.

Nosotros en cambio podemos echar mano de estas características para no solo aumentar la luz en la recámara, sino también usarla a favor del espacio: ¡los colores claros y la luz harán que nuestro espacio sea visualmente más amplio!

Lo mejor de todo esto es que no gastaremos cantidades enormes de dinero en transformar nuestra habitación, sino que podremos ayudarnos de objetos que ya tengamos en nuestra casa, dándoles nueva vida acondicionándolos y reutilizándolos.

 Si lo que necesitas es una habitación minimalista de tonos suaves y muy iluminada: ¡el estilo nórdico es para ti!

Características esenciales de la decoración nórdica

La iluminación y la sensación de pureza que encierra el estilo escandinavo gracias al uso predominante del blanco como protagonista. El estilo se caracteriza por implementar cortinas muy claras y casi transparentes permitiendo al máximo el paso de la luz a la habitación.

Elegir el tipo de textiles que entren en esta manera de decorar es algo básico. Siempre en tonos muy claros, el uso de las mantas tejidas o mantas de punto son un elemento significativo que añadirá ese toque acogedor: se pueden añadir tanto a la cama, a sillones y de esta forma aumentará automáticamente la sensación de confort. ¡Los materiales como algodón o el lino son ideales!

Los muebles para habitación ligeros de materiales naturales deben incluirse en la decoración. Se recomiendan materiales como la madera, el mimbre, que tienen la ventaja de ser livianos. A estos mismos o a la habitación en general, les podemos añadir detalles sencillos en materiales como el latón, cobre y mármol, que son tradicionales en los muebles estilo nórdico.

Tapetes y alfombras: igualmente en tonos claros o grisáceos, son elementos que suelen ser característicos en hogares nórdicos. Podemos considerarlos o no, pero sin duda realzarán la apariencia acogedora del recinto. Jugar con las texturas es válido ¡y será muy divertido de probar!

Lámparas o velas serán accesorios importantes porque cada rincón de la habitación deberá estar bien iluminado. Las velas darán un extra de calidez y elegancia, podemos ubicarlas en lugares estratégicos para que luzcan en todo su esplendor.  Si lo que buscamos es lograr una decoración recámara estilo nórdico vintage podemos conseguir unas lámparas de piso sencillas que evocarán imágenes retro, manteniendo el principio de la iluminación abundante.

El estilo nórdico se relaciona estrechamente con la naturaleza. Generalmente se emplean plantas para dar vida a las habitaciones, las plantas de interior preferidas serán las que sean de fácil mantenimiento y resistentes. Sin duda el verde intenso de las plantas que se emplean en este estilo otorga ese contraste fascinante a las tonalidades claras que rodean el dormitorio.

Otro elemento relevante son los espejos: en relación con la iluminación, éstos también ayudan a ampliar los espacios, y debido a que son muy versátiles, podemos colocarlos donde a nosotros nos apetezca, siempre cuidando que estos no sean demasiado ornamentales, ya que debemos recordar que la base de este estilo es el minimalismo, procuremos no sobrecargar visualmente los espacios.

La geometría juega un papel relevante en el estilo escandinavo. Jugar con estampados como cuadros, triángulos es bastante común, agregando textura a las piezas del dormitorio: su uso puede ir desde las estructuras del mobiliario hasta impresas o incluso tejidas en los textiles. Para completar la ornamentación podemos valernos de cuadros: sencillos y siempre minimalistas, los cuadros nórdicos se pueden añadir a la lista.

Los mejores muebles y piezas del estilo nórdico

Una cosa importante respecto a la elección del mobiliario es saber que la sencillez y el minimalismo deben ser la base. Los muebles de madera y de materiales similares son perfectos.

Cerca de los años 50´s los países escandinavos, tuvieron que sobrellevar un periodo de mucha carencia; debido a esto, se comenzaron a fabricar muebles accesibles para la población, empleando materiales sostenibles como lo es la madera, confeccionándolos con diseños súper sencillos y simples.

  • Las mesitas circulares con soportes diagonales o rectos son un elemento clave; generalmente de madera y en blanco, es una pieza que no puede faltar en el dormitorio.
  • Puedes añadir una cómoda sencilla en tonos claros. Generalmente se caracterizan por ser muy sencillas y sus soportes son ligeramente diagonales o rectos al igual que las mesitas de noche.
  • Las mantas tejidas y de punto blancas, acolchadas y abrigadoras, o mantas afelpadas son un accesorio que no puede faltar en nuestra decoración.
  • Armarios súper minimalistas, sobrios, con líneas fuertes son parte de la decoración que no puedes olvidar incluir para lograr la atmósfera deseada.

Estilos de decoración que puedes mezclar con lo nórdico

Si lo tuyo es experimentar, puedes jugar con los estilos y conseguir una apariencia original para tu recámara. Las características escandinavas o nórdicas son tan simples que se puede mezclar con varios otros estilos de decoración sin perder su encanto.

El estilo rústico: por la abundancia de maderas , ambos, tanto la decoración nórdica como la rústica hacen uso de materiales naturales que están en sintonía.
El estilo industrial nórdico es una combinación peculiar: tomando elementos de la decoración industrial mezclándolos estratégicamente con rasgos escandinavos, da como resultado espacios amplios que no buscan disimular ni ocultar los materiales de construcción y muestra las estructuras de la casa al desnudo: se pueden dejar expuestas las vigas de madera, mantener los ladrillos de las paredes como parte de la decoración, hormigón al descubierto; tratando de realzar estos elementos y sobre todo, manteniendo en siempre el minimalismo de la habitación.
Una de las principales características del estilo industrial, a la par del escandinavo, es la falta de pretensión en el diseño, lo que hace que ambos sean compatibles.
El estilo minimalista se lleva de lujo con el escandinavo, ya que ambos son estilos sobrios que implementan el uso de muebles muy sencillos, pero de fuerte presencia. Para complementarse se pueden añadir algunos motivos geométricos que resalten a la vista, pero jamás perdiendo la sencillez de los elementos y sobre todo lo más importante: el blanco como base de la gama de colores a usar.

Naturaleza: el toque especial de la decoración nórdica

Los elementos autóctonos son típicos de las recámaras decoradas en este estilo en específico. Para incorporar la naturaleza a nuestro recinto, podemos añadir plantas para habitación que sean de mantenimiento fácil y que puedan prosperar en el interior.

 Se recomienda el uso de plantas de interior como por ejemplo la monstera deliciosa, cuyas llamativas hojas de un verde intenso van a dar vida al espacio y, sobre todo, necesitan muy poco mantenimiento para lucir preciosas. El ficus o los cactus, son otras opciones que, gracias a su fácil mantenimiento, se convierten en excelentes y resistentes elecciones. La yuca, cuyas largas hojas con forma de espada es fácil de manipular se convierte en otra muy buena opción para nuestro dormitorio.

Pero si quieres sacar el máximo beneficio de la decoración con plantas de interior, la sugerencia será la planta serpiente: esta planta emite oxígeno durante la noche teniendo al mismo tiempo que toma el dióxido de carbono, purificando el ambiente del dormitorio.

Otro caso similar es el de la hiedra inglesa, que puede mejorar los síntomas del asma y las alergias, y el lirio de la paz es un excelente auxiliar para la purificación del aire en el dormitorio.

Dormir con plantas también puede darte muchos beneficios, ¡más allá de lo estético y ornamental!


Ventajas De La Decoración Nórdica

Oportunidad de reutilizar elementos que podrían renovarse y darles un mejor uso.
Podemos lograr espacios más limpios y ordenados.
Ambiente bien iluminado.
Plantas como decoración: un plus para la salud y el ánimo.
Ir arriba