Decoración Moderna

La simplicidad y el contraste van de la mano para originar el estilo decorativo moderno. Desde mediados del siglo XX, surge esta tendencia, basándose en el minimalismo y el estilo nórdico, cuidando al máximo la sencillez, sin dejar de lado la importancia de la funcionalidad.

La era moderna trae consigo el caos, la rapidez, la necesidad de practicidad. El estilo decorativo moderno intenta solventar las necesidades que surgen del estilo de vida ajetreado: calma, relajación, armonía.

Características esenciales de la decoración moderna

La sobriedad impera en este tipo de decoración: las líneas rectas suelen mezclarse con las superficies lisas, que en ocasiones juegan con suaves curvas, armonizando los espacios y procurando dar una impresión de limpieza y orden en el lugar; generando la sensación de armonía y tranquilidad.

Los colores para cada cuarto deben ser claros. Son un aspecto esencial de la decoración moderna, ya que ayudan a ampliar las habitaciones dando la ilusión de expansión. Los colores tenues potencian este efecto, ya que aumenta la potencia de la luz natural en los espacios, agrandándolos visualmente.

El contraste es otra característica esencial de una habitación moderna. Ayuda a dar profundidad a la estancia, combinando elementos muy oscuros con un entorno claro. Estos elementos destacan y redirigen la vista hacia ellos, dándoles protagonismo.

Sin embargo, aparte de los colores contrastantes el uso de colores vivos es importante para resaltar pequeños objetos cuya finalidad será dar calidez y el toque de vitalidad a la habitación: pueden ser cojines, cuadros o plantas. El motivo meramente ornamental de estos objetos ayudará a dar vida a un espacio en donde la sobriedad impera.

El mobiliario deberá de ser simple, reinando las formas básicas para mantener la sencillez. Los muebles modernos de madera artificial y el aglomerado son materiales que suelen estar presentes en esta clase de decoración. El metal y el latón también son usados con frecuencia, pero solo en detalles pequeños que van a aportar luz y elegancia a la estancia, gracias a su brillo.

Debido a que se desea mantener una estética sobria, los elementos decorativos serán estratégicos y limitados, procurando nunca sobrecargar los espacios visualmente, para mantener la sencillez del lugar en todo momento.

Los mejores muebles y piezas del estilo moderno

En su mayoría, los muebles tenderán a no tener decoraciones o las tendrán, pero de manera muy sutil. En la decoración de recámaras elegantes modernas debemos tener en cuenta que la sencillez es la clave.

Lo mejor de todo es que podemos encontrar cientos de diseños interesantes en línea que completarán nuestra decoración de interiores moderna.

Uno de los muebles más icónicos de este estilo decorativo es la muy conocida silla Eames: fabricada generalmente de madera contrachapada y cuero, está pieza es la muestra máxima de simpleza que el estilo moderno intenta expresar. Es bastante conocida, y su diseño totalmente libre de divisiones la convierte en la silla sobria y elegante por excelencia.

La silla Wassily es otro ejemplo. Fue diseñada alrededor del año 1925 y revolucionó por completo el diseño de muebles en la época: la silla de acero tubular no tiene costuras y únicamente juega con las formas, saliéndose de la norma, para darle originalidad y frescura.

Las mesas, siempre serán lisas evitando cualquier ornamento innecesario. El punto focal siempre será dirigido a las zonas estratégicas teñidas de color es vibrantes para romper con la sobriedad.

 Los escritorios igualmente serán sencillos, generalmente mostrando con honestidad los materiales que los forman, pero siempre usando líneas rectas y precisas.

Las estanterías, cajones, cómodas serán siempre ultra funcionales, dándole la mayor importancia a este aspecto, y manteniendo superficies lisas libres de ornamentos, que a su vez ayudarán a contribuir con una estética de orden y limpieza.

La iluminación es muy importante en este estilo decorativo.  Las lámparas para habitaciones modernas deben ser totalmente sencillas, sin resaltar para darle la máxima importancia a su funcionalidad. Hay muchos diseños elegantes que complementarán la iluminación de la estancia.

Estilos de decoración que puedes mezclar con lo moderno

El estilo moderno, al ser simple y sobrio, es candidato ideal para poder mezclarse con otros, brindando así un complemento a este estilo para resaltar la belleza de la habitación.

Unos estilos pueden aportarle vida, otros, color, calidez. Podemos mezclarlos, según sea exactamente el efecto extra que deseemos darle a nuestra estancia moderna.

El estilo industrial es un muy bien ejemplo, ya que ambos tienden a la sobriedad, sin embargo, junto al industrial podremos lucir los materiales en bruto de algunos elementos, luciendo al desnudo y con honestidad la decoración del lugar.
Usando este aspecto en nuestro favor, los materiales al descubierto pueden dar ese toque de particular que logrará convertir el espacio en algo completamente único y elegante.
El estilo nórdico o escandinavo puede llevarse de maravilla con el moderno, dándole vitalidad a la sobriedad característica del estilo moderno con los tonos verdes y las plantas que son comunes en el nórdico, y aportando a su vez desde el modernismo, funcionalidad y sencillez a la habitación.
Será un espacio bastante relajante donde podremos apreciar al máximo la luz y la sensación de amplitud se potenciará con espacios sobrios y lisos, que tendrán la ventaja de darnos orden gracias a la multifuncionalidad de los muebles que podremos utilizar, para mantener bien ordenada y limpia la habitación.
Con el estilo minimalista, se completará la sensación de orden y de limpieza que queremos lograr, manteniendo los espacios lo más libres posible.
Vamos a poder disfrutar de un ambiente ligero, donde el minimalismo nos ayudará a mantener la estancia espaciosa y el modernismo aportará elegancia y contraste a cada rincón, complementando la personalidad fuerte de la habitación.

La funcionalidad del estilo moderno: muebles inteligentes para espacios ordenados

Los elementos en cada habitación, como se ha mencionado, deben ser sobrios, lisos, líneas rectas. Todo esto evitando caer en un ambiente frio: más bien creando un ambiente limpio.

En este estilo decorativo, podremos encontrar la ventaja enorme de los muebles funcionales, aprovechando al máximo el uso del espacio, manteniendo siempre el ambiente ligero y tranquilo.

Podemos incorporar muebles que contengan cajoneras escondidas para poder ahorrar espacio y mantener la habitación sin espacios saturados de elementos innecesarios.

Un ejemplo de lo anterior pueden ser las camas con cajoneras en la base, que nos permitan almacenaje. Sin embargo, también existen las maravillosas opciones que son las bases de cama abatibles con closet incluido: super funcionales, nos permitirán fácilmente guardar la ropa y demás objetos debajo de la cama, deslizando fácilmente el compartimento para poder usarse.

Otro ejemplo son los diseños de escritorios modernos funcionales. Podemos mantener la superficie lisa completamente libre de objetos, ya que, levantando la tapa del escritorio, tendremos el espacio suficiente para almacenar lo que necesitemos: laptop, libretas, elementos de papelería; logrando así mantener limpia la superficie sin todos los elementos que podrían romper con la armonía del estilo moderno.


Ventajas De La Decoración Moderna

Espacios ordenados y limpios.
Sensación de amplitud de habitaciones.
Uso de muebles funcionales.
Facilidad para mezclarse con otros estilos.
Practicidad al máximo.
Ambiente tranquilo y simple.
Ir arriba