Recámaras, tu espacio personal

Sin duda alguna tu recámara es el espacio más importante a la hora de descansar, relajarse y tomarse un tiempo uno mismo o con la pareja, un lugar donde tu intimidad no tiene límites, puedes imprimir tu esencia y aplicar el estilo que más se acople a tus gustos.

Es un hecho que tu habitación es el reflejo de tu personalidad, es importante elegir el diseño que le deseas dar, para así estar en paz y calma, y sobre todo sentirnos simplemente en nuestro lugar favorito en el mundo al estar ahí.

El estilo que tenga tu recámara dependerá de todo aquello que te genere felicidad, como tu color favorito, tus hobbies, lugares con los que más te identificas ya sea que te guste lo moderno, lo tradicional, lo campestre, lo minimalista, lo industrial, etc. Existen un sin fin de ideas para plasmar en tu espacio personal, aquí en recámaras.net queremos ayudarte a encontrar todo lo que siempre has soñado para decorar este lugar tan único y especial.

¿Cómo organizar mi recámara en 5 pasos?

Solo lo necesario.

¿Te ha pasado que cada que te dispones a organizar tu habitación es un cuento de nunca acabar? y esto se debe a la cantidad de objetos que guardamos, que la mayoría de las veces son cosas que no necesitamos y solo las tenemos por si algún día se llegan a ocupar, pero ese día nunca llega, y no habrá closet o cajoneras que puedan almacenarlos si no nos decidimos a simplificar y tener únicamente lo que usamos día a día. Si reduces tus objetos personales a lo indispensable la manera de organizarlos será más sencilla y rápida.

Un lugar para cada cosa, cada cosa en su lugar.

Ya que decides cuáles son las cosas que necesitas en verdad, lo siguiente es asignarles un lugar dentro de tu habitación así evitaras que estén rodando por ahí, lo que te facilitará las cosas a la hora de buscar algo que necesites, de este modo siempre sabrás siempre donde se encuentran.

Si no lo estoy usando, lo acomodo.

Algo indispensable para la organización de un dormitorio es el orden, si a cada cosa ya le asignaste un lugar es importante que si no se está usando, lo coloques donde va, un ejemplo que les pasa a muchos es en el caso de la ropa, dejar el suéter o chamarra fuera de su espacio destinado, en lugar de colgarlo en el armario evitando crear una bola de nieve de ropa.

Organizadores de ropa.

Hay infinidad de formas de organizar nuestras prendas, existen desde cajas organizadoras, separadores para cajones, ganchos, pinzas, bolsas al vacío, entre otras, todas estas te ayudarán a que tu armario luzca espectacular y tu recámara esté despejada y lista para recibirte.

La cama tendida.

El corazón de nuestra habitación sin duda alguna es la cama y en la mayoría de los casos el mueble más grande, así que gran porcentaje de la organización depende de que la casa esté tendida, al igual que tenga ese toque único de tu estilo agregando cojines o frazadas.

Objetos imprescindibles en tú recámara

Al armar tu recámara o redecorarla existen objetos que sea cual sea tu estilo no pueden faltar para darle un ambiente más agradable.

Tapete: además de ser decorativo, ya que le puedes dar un poco de color y estilo a tu piso, una alfombra tiene múltiples ventajas como: ser antideslizantes, aislante térmico, aislante acústico, delimitan espacios, dan amplitud, protegen pisos delicados como pisos de madera.
Lámparas: jugar con distintos tipos de iluminación puede ser muy atractivo visualmente y muy funcional, puedes colocar desde lámparas de escritorio, lámparas colgantes, lámparas de pie, lámparas de pinza
Espejos decorativos: para habitaciones pequeñas es algo que no puede faltar, nos ayudarán a brindarle amplitud. Si no cuentas con mucho espacio para colocarlo en alguna pared, algo que te puede funcionar bastante es ponerlo en las puertas del armario si son corredizas en la parte exterior le darán un toque a tu habitación de mucha luz y espaciosidad.
Frazadas: En ciudades con climas fríos o en invierno estas pueden ser tu mejor aliado para tenerlas a la mano sin quitar la cobija de tu cama o buscar un suéter en el armario y también pueden ser parte de la decoración, colocándolas sobre la cama, en un banco ó sillón lucirán de forma espectacular, existen gran variedad de frazadas, de colores y tejidos distintos, solo debes escoger la que se adapte a tu estilo.

¿Cómo saber mi estilo ideal?

Antes de llenarnos de muchos objetos y muebles sin vínculos ni personalidad para decorar nuestra recámara, es fundamental conocer que estilo le queremos dar. La mejor forma de saber cuál es tu estilo ideal es conociendo tus gustos, con que cosas te sientes más identificado y que es lo que te hace sentir bien.

Nosotros identificamos tres formas en las que puedes comenzar a construir tu estilo, dándole esa originalidad y balance que buscas para sentirte en conexión con tu espacio.

Crea tu propio estilo: si eres de los que buscas originalidad al máximo o no te sientes identificado con ninguno en particular, puedes ir creando tu propio concepto con base en tus preferencias personales, en muchas ocasiones nos podemos sorprender de lo asombroso que puede quedar algo simplemente echando a volar nuestra imaginación, así que no tengas miedo y confía en ti.
Combina varios ambientes: puede ser que te agrade más de algún estilo en particular, y eso no es ningún impedimento, recuerda que en tu habitación el que pone las reglas eres tú, te recomendamos que no te excedas en la cantidad de estilos, porque de esta manera ya se perderá la apariencia de lo que buscas. Lo ideal a la hora de combinar estilos es seleccionar dos y jugar con esos como por ejemplo hacer una decoración industrial minimalista, o también puedes seleccionar uno como principal y darle toques de otros dos o tres estilos, como por ejemplo una decoración rústica con elementos náuticos y retro.
Elige tu estilo: si lo que te gusta es la practicidad o si tu casa tiene ya un estilo en particular y desas hacer lo mismo en tu recámara, esta opción es ideal para ti.

Entre gran variedad de estilos que existen dentro del interiorismo los más populares son:

  • Decoración minimalista
  • Decoración étnica
  • Decoración nórdica
  • Decoración clásica
  • Decoración industrial
  • Decoración oriental
  • Decoración rústica
  • Decoración moderna
  • Decoración marina o náutica
  • Decoración retro o vintage
  • Decoración bohemia
  • Decoración granja o farmhouse

Es importante que la decoración que lleve tu dormitorio sea 100% de tu agrado, recuerda que es un lugar donde estarás gran parte de tu tiempo y todo eso que te rodea influirá directamente en tu estado de ánimo.

La mejor distribución para mi recámara

Si bien los elementos en tu recámara harán que esta luzca espectacular, también una buena distribución juega un papel importante a la hora de armonizar todo el espacio. Aunque muchas veces pareciera que nuestra habitación es solo para dormir, lo cierto es que en la actualidad es para mucho más que eso.

Un dormitorio puede ser muy versátil, sin quitar su principal función que es el descanso, en ocasiones puede ser también un espacio de estudio parcial, de lectura, de relajación, de entretenimiento, e incluso de ejercicio, lo que hace que tengamos una distribución óptima para aprovechar cada espacio, sin descuidar el corazón de la misma, que es la cama.

Para lograr armonía en tu espacio debes tomar en cuenta:

Muebles a la medida: esto lo debes considerar siempre que adquieras un nuevo mueble, aunque tu estilo no sea una recámara minimalista, el exceso de muebles afectara a la hora del acomodo de los mismos, de igual forma el tamaño es importante porque si tu habitación no es muy grande tus muebles deben de adaptarse o buscar una forma de ocupar espacios de manera vertical como es en el caso de las literas o las repisas, que estos dos elementos nos pueden funcionar muy bien en lugares reducidos.
Ubicación de la cama: tu cama es donde descansaras, así que debe de estar colocada dentro de tu habitación de la mejor manera posible, evita dejar espacios muy reducidos a los lados, ya que si colocas un mueble muy cerca puede resultar algo incómodo al levantarte. Lo que tengas enfrente a tu cama también es algo a considerar, procura que sea algo agradable a la vista, una pared con cuadro decorativo o puede ser una ventana que al despertar puedas abrir tus cortinas y apreciar el paisaje.
Iluminación: así como decíamos que tu recámara puede ser versátil, la iluminación de igual manera debe de serlo, lo mejor en una recámara es que esté iluminada, ya sea con luz natural en el día o si no cuenta con ventanas lo que debes hacer es mantener colores claros tanto en paredes como muebles para más luminosidad. Lo ideal es que tengas alguna lámpara de escritorio en tu buro para alguna amena lectura de noche sin necesidad de prender la luz del cuarto. Las lámparas de pie pueden ser muy útiles tanto en la decoración como en su funcionalidad, puedes jugar con distintos tipos de iluminación lo que le dará un toque único.
Colocación de objetos: podemos tener gran cantidad de objetos, pero lo importante es saber donde colocarlos, evita tener cerca de tu cama objetos frágiles los cuales puedas tirar accidentalmente al dormir, en el caso de objetos que coloques en la cabecera de tu cama como en repisas que es muy común, cuida objetos que no resbalen fácilmente como libros por ejemplo y puedan lastimarte mientras duermes.
Cada espacio cuenta: esto dependerá mucho del estilo de tu recámara, pero puedes aprovechar cada espacio colocando alguna planta o espejo decorativo.

La armonía de los colores en tu recámara

El color es algo que no puedes quitarle importancia al momento de diseñar tu habitación, recordemos que su principal función es el descanso, la tranquilidad y la paz que nos debe de dar. El color que elijamos va a depender principalmente de dos factores: tu estilo personal y lo que deseas que te transmita, que esto va muy relacionado con nuestra personalidad.

Existen infinidad de colores y tonalidades, así que los vamos a agrupar por los 4 elementos de la naturaleza, estas son las tonalidades más comunes que encontramos en decoración de cuartos:

Agua: todas las tonalidades del azul son ideales para tu dormitorio cuando buscas relajación, tranquilidad, idóneo para personas con personalidades analíticas, reflexivas, formales.
Tierra: los colores café, marrón, beige nos transmiten seriedad y empatía con la madre tierra, es muy recomendable para recámaras matrimoniales, ya que transmiten un ambiente de equilibrio.
Fuego: los tonos en naranjas, amarillos o incluso rosas suelen transmitirnos mucha alegría y buen humor, eliminan sensaciones de soledad y son ideales para recámaras juveniles, pero aquí ojo! debes cuidar que no sean tonos muy intensos o en grandes cantidades, ya que puede llegar a alterar o sentirse un ambiente muy abrumador.
Aire: Un color que muchos aman en recámaras es el blanco, nos brindan pureza, amplitud, iluminación y orden. Este color nos ayuda a relajar nuestra mente y lo mejor es que cualquier color que decidas agregarle como complemento para accesorios decorativos le irá de maravilla.

Sea cual sea el estilo de decoración que vas a elegir cuida la combinación de colores para que todos tus muebles y accesorios se encuentren en armonía.

Tamaño del colchón ¿Cuál es mejor para mi?

La cama es un elemento indispensable en tu recámara, y el colchón ni se diga, expertos en el sueño afirman que tu colchón es clave fundamental para un descanso placentero y reparador, a la hora de elegirlo debes tener en cuenta que es donde pasaras gran parte de tu vida, así que debe ser el mejor.

Además de la calidad es importante conocer los tamaños para saber cuál es el que se ajusta a tus necesidades, debes considerar varios aspectos al comprarlo: las dimensiones de la habitación, cantidad de muebles y su tamaño así como el plano o distribución que tendrán.

Existen 5 medidas de colchones dentro del mercado:

Individual: Ideal para niños y adolescentes, que también en muchos casos es una excelente opción para adultos que duermen solos en habitaciones pequeñas. (medidas: 96 cm x 203 cm).
Matrimonial: Era el clásico para las habitaciones de parejas, pero en la actualidad ha sido remplazado por muchos por el Queen y King size. Este tamaño es muy común elegirlo para habitaciones de huéspedes, que por lo regular son pequeñas y con pocos muebles. (medidas: 135 cm x 188 cm).
Queen Size: Es el más popular y favorito de las parejas, ya que es un tamaño ideal para dormir cómodo sin estar tan cerca del compañero. (Medidas: 150 cm x 203 cm).
King Size: Es la mejor opción para parejas que cuentan con una habitación grande, este tamaño da más libertad de movimiento como si estuviera durmiendo cada uno en una cama individual, además que puedes jugar mucho con la decoración de almohadas y cojines.(medidas: 193 cm x 203 cm).
Ca King size: Es el menos común que encontramos en el mercado, pero existe que es una excelente noticia para las personas que son muy altas y siempre sufren de que sus pies salen de la cama, ya que cuenta con 10 cm más de largo que los otros tamaños (medidas:182 x 213 cm).

Ir arriba